CONFIGURACIÓN DE COOKIES

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para el seguimiento, análisis y funcionamiento de la web a través del análisis de sus hábitos de navegación. Puede configurar sus preferencias para rechazar o aceptar nuestras cookies. Para obtener más información, consulte nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas - esenciales -

Son necesarias para el correcto funcionamiento de la web. Sin ellas puede haber problemas en la correcta visualización de la página web.

Cookies de sesión - esenciales -

Son necesarias para el correcto funcionamiento de la web. Guardan información del tipo de usuario en la comunidad de NORMON, guardando el nick de usuario para evitar introducirlo página a página, también se guarda información encriptada e información sobre los favoritos del usuario.

Cookies analíticas

Son utilizadas para realizar el seguimiento sobre el motor de búsqueda desde el que se ha visitado la web y qué términos de búsqueda se utilizaron para encontrarlo, calculan el tiempo pasado en la web en cada sesión y el número de veces que el usuario ha visitado la página.

2021-09-15

Caída del cabello: alopecia areata, epidemiología y etiopatogenia

La pérdida de pelo, también denominada alopecia, constituye una alteración importante en la actualidad. Además, la caída del cabello puede incrementarse más del doble de lo habitual en la época otoñal tanto en mujeres como en hombres.

La alopecia areata consiste en una pérdida de cabello en parches redondeados u ovalados de forma repentina, impredecible y recurrente, la cual usualmente mejora de forma espontánea sin dejar cicatriz y que puede permanecer por semanas, décadas o incluso de por vida.

image-cab-blog-article

Existen diferentes tipos de alopecias, entre las que se encuentran la alopecia androgénica y la alopecia areata. Esta última es una enfermedad frecuente que supone alrededor del 2% de las consultas dermatológicas.

Aun siendo la alopecia una entidad clínicamente benigna, su importancia reside en la frecuencia con la que se presenta, en la posibilidad de que sea un signo de otras dermatosis, de enfermedades sistémicas o consecuencia de efectos adversos derivados del uso de fármacos.

¿Qué es la alopecia areata?

La alopecia areata es un tipo de alopecia no cicatricial. La alopecia no cicatricial es aquella en la que existen únicamente cambios funcionales en los folículos y que no afectan de forma definitiva a su viabilidad. 

La alopecia areata consiste en una pérdida de cabello en parches redondeados u ovalados de forma repentina, impredecible y recurrente, la cual usualmente mejora de forma espontánea sin dejar cicatriz y que puede permanecer por semanas, décadas o incluso de por vida. Se trata de un “grupo heterogéneo” de enfermedades más que de un proceso único, que afecta al pelo y en menor medida a las uñas.

Es la causa más frecuente de pérdida de cabello en los niños, aunque afecta también a adultos de ambos sexos.

Es un tipo de alopecia potencialmente reversible, en la que el pelo puede volver a crecer. 

Aunque se han postulado diferentes tipos de causas (autoinmunes, genéticas, endocrinas, psicológicas, etc.) su origen es desconocido. No obstante, existen algunos datos que orientan hacia una etiopatogenia autoinmune como, por ejemplo, la asociación de alopecia areata con otras enfermedades autoinmunes, la detección en suero de imunocomplejos circulantes y el uso beneficioso de tratamientos inmunomoduladores, entre otros.

Prevalencia e incidencia de la alopecia aerata

La magnitud o volumen real de la alopecia se mide en un momento determinado mediante la prevalencia y a lo largo de un periodo de tiempo mediante la incidencia.

La prevalencia de la alopecia areata en la población mundial se estima que es de 0,1-0,2% (dependiendo de las etnias o áreas geográficas). Sucede en todos los países del mundo, afectando entre el 0,01% y el 0,05% de la población caucásica. Sin embargo, se puede afirmar que se desconoce la prevalencia real de la enfermedad en la población, debido a que los estudios realizados hasta el momento no recopilan la información como los estudios poblacionales. En un estudio poblacional llevado a cabo, se estimó que el riesgo de padecer alopecia areata a lo largo de la vida es de 1,7%. Además, las muestras del número de consultas dermatológicas pueden infravalorar la prevalencia general al no incluir formas leves, por lo que la prevalencia de alopecia areata puede ser mayor de lo descrito.

La alopecia areata es una enfermedad que afecta a todas las edades y a ambos sexos por igual. A pesar de esto, se observa que las formas más severas y de comienzo precoz aparecen más frecuentemente en hombres  (63 vs 36%). La edad de comienzo puede ser en cualquier momento de la vida, existiendo un pico de incidencia entre los 20-25 años de edad.
Se recogen antecedentes familiares en aproximadamente un 15-20% de los casos de alopecia areata, presentando una incidencia familiar del 20% en España.

¿Cuándo es preocupante la caída del cabello?

La alopecia areata ha sido estudiada en varias publicaciones desde el punto de vista clínico, inmunológico y genético, sin embargo, los estudios que se abocan a relacionar esta enfermedad con factores psicológicos son aún escasos.

La palabra “preocupación” se ha utilizado en algunos trabajos como descriptor del estado emocional de los individuos ante la caída del cabello. Se considera que no es agradable aceptar la caída del cabello, tanto en el caso de las mujeres como en el de los hombres. Así, el grado de preocupación va a ser un factor independiente, característico de cada individuo. 

Por otra parte, se han realizado también estudios que pretenden describir la estructura y los rasgos de personalidad y la comprensión dinámica de personas que presentan alopecia areata. A partir de ellos, se considera que tratamientos de tipo terapia psicológica y/o psiquiátrica, pueden contribuir al manejo de este trastorno.

Factores de la caída del pelo en la alopecia areata

Actualmente se acepta que la alopecia areata es un trastorno complejo o multifactorial, en el cual los factores genéticos y ambientales como el estrés, se combinan para dar como resultado este tipo de alopecia.

Algunas condiciones dermatológicas como la alopecia areata son subestimadas como una simple preocupación cosmética. Sin embargo, en muchas ocasiones no se toma en consideración su efecto en la calidad de vida de los pacientes y su autoestima.

Los tratamientos o alternativas que existen hoy en día persiguen esencialmente su prevención y estabilizar el proceso de pérdida patológica del pelo. Es recomendable empezar por las medidas terapéuticas menos agresivas.

La deficiencia de micronutrientes como vitaminas y minerales puede representar un factor de riesgo modificable con el desarrollo de la alopecia areata. Dado el papel de estos micronutrientes en el desarrollo normal del folículo piloso y en la función de las células inmunes, recientes investigaciones han buscado determinar si los niveles séricos de estos nutrientes podrían diferir en los pacientes con alopecia areata y si la suplementación de estos nutrientes podría representar una opción terapéutica. A pesar de la necesidad de un mayor número de investigaciones en esta área, la terapia con suplementos de micronutrientes puede ofrecer una alternativa de bajo riesgo.

En esta línea, en la farmacia podemos encontrar disponible una amplia gama de productos que pueden contribuir a frenar el avance de los distintos tipos de alopecia. Existen preparados formulados mediante aminoácidos, minerales, vitaminas, extractos vegetales y demás compuestos destinados a proporcionar fuerza y vitalidad al cabello, así como a preservar la masa capilar. Los complementos vitamínicos disponibles, pueden ayudar a hacer frente a la caída del cabello, no obstante, no constituyen de ningún modo una alternativa válida al aporte normal y equilibrado de nutrientes, el cual debe adquirirse mediante la práctica cotidiana de una dieta sana y equilibrada, especialmente rica en frutas y verduras.

El farmacéutico, como profesional sanitario, puede indicarnos el producto que mejor se adapte a nuestras necesidades y derivarnos a un dermatólogo con experiencia en el tema en caso preciso.

Referencias

  1. Lacueva Modrego, L.; Ferrando Barberá, J. Alopecias: orientación diagnóstica, clínica y terapéutica. Medicina Integral, 200. 35(2):54-71. [Acceso: 27 de junio de 2021]. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-integral-63-articulo-alopecias-orientacion-diagnostica-clinica-terapeutica-15356

  2. Rivas López, P.J. Alopecia areata. Rev. Méd. Sinergia. 2020; 5(10): e587. [Acceso: 27 de junio de 2021]. Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/sinergia/rms-2020/rms2010h.pdf

  3. Salazar Nievas, M.; Arias Santiago, S.; Buendía-Eisman, A. Concepto, epidemiología y etiopatogenia de la alopecia areata. Me. Cutan Iber Lat Am 2014; 42(4-6): 81-90. [Acceso: 27 de junio de 2021]. Disponible en:  https://www.medigraphic.com/pdfs/cutanea/mc-2014/mc144_6c.pdf

  4. Krogh, E.; Matus, V.; León, A. et al. Alopecia areata y personalidad. Rev. GPU 2007;3(3):353-359. [Acceso: 27 de junio de 2021]. Disponible en: https://sodepsi.cl/wp-content/uploads/2020/09/GPU-2007-3.pdf#page=131

  5. Gamboa Mata, A; Salas Mora, H. Propuesta de una nueva estrategia promocional para un producto que trata la caída del cabello de patrón masculino para el segundo semestre del 2003. Universidad de Costa Rica, 2003. [Acceso: 27 de junio de 2021]. Disponible en: http://www.kerwa.ucr.ac.cr/handle/10669/73017

  6. Bonet, R.; Garrote, A. Caída del cabello. Farmacia Profesional, 2017. 31(5): 13-15. [Acceso: 27 de junio de 2021]. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-caida-del-cabello-X0213932417617148

  7. Thompson, J. M.; Mirza, M.A.; Park, M.K.; Qureshi, A.A.; Cho, E. El papel de los micronutrientes en la alopecia areata: una revisión. Am J Clin Dermatol. 2017; 18(5):663-679. [Acceso: 06 de julio de 2021]. Disponible en:  https://link.springer.com/article/10.1007/s40257-017-0285-x