CONFIGURACIÓN DE COOKIES

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para el seguimiento, análisis y funcionamiento de la web a través del análisis de sus hábitos de navegación. Puede configurar sus preferencias para rechazar o aceptar nuestras cookies. Para obtener más información, consulte nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas - esenciales -

Son necesarias para el correcto funcionamiento de la web. Sin ellas puede haber problemas en la correcta visualización de la página web.

Cookies de sesión - esenciales -

Son necesarias para el correcto funcionamiento de la web. Guardan información del tipo de usuario en la comunidad de NORMON, guardando el nick de usuario para evitar introducirlo página a página, también se guarda información encriptada e información sobre los favoritos del usuario.

Cookies analíticas

Son utilizadas para realizar el seguimiento sobre el motor de búsqueda desde el que se ha visitado la web y qué términos de búsqueda se utilizaron para encontrarlo, calculan el tiempo pasado en la web en cada sesión y el número de veces que el usuario ha visitado la página.

2022-03-25

Bucofaríngeos: acción y composición.

Los productos bucofaríngeos se destinan al tratamiento o alivio de la sintomatología que acontece en la cavidad oral y en la faringe.

En la boca, propiamente dicha, se encuentran la lengua, los dientes y las encías. La faringe es un conducto que se encuentra a continuación de la boca y se divide en diferentes niveles, (rinofaringe, orofaringe e hipofaringe). Una de las afecciones más habituales a este nivel es el dolor de garganta, ocasionado con frecuencia por una infección respiratoria.

image-cab-blog-article

Las infecciones del tracto respiratorio son las que generan más consultas a nivel de atención primaria, y concretamente, en la farmacia comunitaria. El 95% de estas infecciones son causadas por virus, y cursan con una sintomatología similar, derivada de la inflamación de las vías aéreas afectadas.

Las molestias en la garganta más habituales suelen presentarse en forma de irritación, inflamación o dolor de garganta que se produce al inflamarse los tejidos que la rodean debido a la presencia de irritantes, microorganismos nocivos o alérgenos que pueden alterar o dañar la mucosa que la reviste. Ante una situación así, un profesional sanitario como el farmacéutico puede aconsejarnos sobre el medicamento más adecuado a utilizar y las recomendaciones que debemos seguir para lograr una recuperación eficaz.

Bucofaríngeos e infecciones leves de boca y garganta

Es importante conocer la prevención y los cuidados que podemos llevar a cabo en las afecciones de garganta. En este sentido, las afecciones bucofaríngeas más frecuentes son las enfermedades de la faringe, entre las que se encuentran la amigdalitis y la faringitis.

La amigdalitis es un cuadro muy frecuente, particularmente en los niños en los meses de invierno y primavera. Las causas más frecuentes suelen ser infecciones por virus o bacterias. Se habla de faringoamigdalitis o faringitis cuando la inflamación difusa de la garganta predomina sobre la inflamación local. En concreto, la faringitis aguda constituye una de las causas más frecuentes de consulta médica. Por ello, es conveniente saber qué es la faringitis, cómo se produce y cuáles son sus síntomas.

 ¿Qué son los bucofaríngeos?

Los medicamentos bucofaríngeos pueden requerir o no prescripción médica obligatoria. En concreto, los que no precisan receta médica, pueden ser dispensados por el farmacéutico, bajo su criterio profesional, para el tratamiento de síntomas menores como inflamaciones, irritaciones, dolor de garganta, dolor al deglutir o infecciones leves de boca y garganta.

¿De qué se componen los bucofaríngeos?

Para aliviar algunos de los problemas bucofaríngeos, se pueden utilizar  medicamentos que incluyen sustancias antisépticas y anestésicas en su composición. Los grupos terapéuticos empleados principalmente en las formulaciones de medicamentos bucofaríngeos son: antisépticos, antiinflamatorios y anestésicos locales.

Antisépticos

Los antisépticos son productos químicos con acción bactericida y bacteriostática que pueden actuar sobre patógenos de la cavidad oral, mediante un mecanismo de toxicidad no selectivo. Sin embargo, la mayoría de los antisépticos se caracteriza por su amplio espectro de acción, siendo los microorganismos más sensibles las bacterias Gram positivas y Gram negativas seguidas por los hongos, micobacterias y esporas, pudiendo destruir desde formas elementales de vida (virucidas), hasta formas resistentes de vida bacteriana.

Algunos antisépticos bucales son: cloruro de benzalconio, povidona yodada, clorhexidina, amilmetacresol, cloruro de cetrimonio etc. La clorhexidina es el antiséptico que ha demostrado mayor eficacia en el control químico de la placa bacteriana en diferentes formulaciones. Está indicada en el tratamiento de infecciones bucofaríngeas leves como estomatitis, faringitis, procesos inflamatorios de origen dentario, etc. La rápida acción germicida (capacidad de destruir microorganismos) que presenta y su duración prolongada son dos de las ventajas que justifican su empleo en estos casos. Debido a sus características, es habitual encontrarla como antiséptico en preparados bucofaríngeos.


Antiinflamatorios

Permiten reducir la inflamación y también el dolor en afecciones de garganta y de la mucosa bucal.

Algunos antiinflamatorios que se utilizan en estas formulaciones son: enoxolona, bencidamida, alfa-amilasa (antiinflamatorio enzimático), corticoides (hidrocortisona acetato y acetónido de triamcinolona), entre otros.

La enoxolona, por ejemplo, presenta acción antiinflamatoria tópica sobre las mucosas. Tiene una semejanza estructural a los corticoides, que determina su actividad mineralocorticoide y antiinflamatoria pero dicha estructura no esteroídica explica la ausencia de ciertos efectos secundarios que presentan los glucocorticoides.

Anestésicos locales

Reducen el dolor en la sintomatología faríngeo ya que reduce la sensibilidad de la lengua y garganta. Los anestésicos locales más utilizados son benzocaína, lidocaína, tetracaína etc. La benzocaína, por ejemplo, bloquea la conducción nerviosa, previniendo el inicio la propagación del impulso nervioso. Está indicada específicamente en afecciones bucofaríngeas como úlceras bucales e inflamación de las amígdalas, faringe, laringe, entre otros.

Tipos de bucofaríngeos

Los medicamentos bucofaríngeos que se emplean para el tratamiento sintomático de las afecciones de boca de garganta son, tal y como se ha detallado en el apartado anterior, combinaciones de principios activos que pueden presentarse en forma líquida o sólida.

Las formas farmacéuticas de aplicación local pueden ser de tipo líquido destinados a enjuagues aplicados como colutorios y gargarismos o en forma de aerosol; o en forma sólida a base de tabletas, comprimidos o pastillas para chupar.

Las formas sólidas (comprimidos, pastillas y tabletas), ejercen una acción local y se deben administrar mediante una dilución lenta y completa en la boca. Debido a que se necesita una disgregación paulatina, se provoca un exceso de saliva que es beneficioso para la gestión faríngea ya que tiene poder antimicrobiano debido a la lisozima que contiene y el poder inmunitario por la inmunoglobulina A. Su función es el alivio de los síntomas y tiene un perfil de seguridad bastante favorable.

La farmacia es el lugar idóneo para atender los casos leves y moderados de estas afecciones y hacer un buen seguimiento del paciente. El farmacéutico es el profesional sanitario más adecuado para indicarnos el tratamiento oportuno para combatir los síntomas locales y temporales de procesos infecciosos inflamatorios leves de boca y garganta que cursen con dolor y sin fiebre. 

Existen en el mercado actual productos bucofaríngeos, como comprimidos para chupar que cuentan en su composición con los ingredientes adecuados para combatir la sintomatología de estas afecciones, tanto para adultos como para niños mayores de 6 años. Así, el farmacéutico, valorando la situación, puede aconsejarnos sobre las pautas a seguir y aportarnos la información precisa para la utilización de un medicamento bucofaríngeo.

Referencias

  1. Merán Gil, J.; Masgoret Palau, E.; Ramos Macías, A. III. Cavidad oral y faringe.  Semiología y exploración clínica de la cavidad oral y la faringe. Libro virtual de formación en ORL. Capítulo 70. Acceso: 04 de marzo de 2022]. Disponible en: https://seorl.net/PDF/Cavidad%20oral%20faringe%20esofago/070%20-%20SEMIOLOG%C3%8DA%20Y%20EXPLORACI%C3%93N%20CL%C3%8DNICA%20DE%20LA%20CAVIDAD%20ORAL%20Y%20LA%20FARINGE.pdf
  2. Benedí, J.; López Gasco, P. Infecciones bucofaríngeas. Tratamiento. Farmacia Profesional. 2007; 21(10): 44-47. [Acceso: 04 de marzo de 2022]. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-infecciones-bucofaringeas-tratamiento-13112867
  3. Alonso Osorio, M.J. Afecciones de la garganta. Protocolos en la farmacia. El farmacéutico, 2019; nº570. [Acceso: 05 de marzo de 2022]. Disponible en: https://www.elfarmaceutico.es/uploads/s1/20/45/ef570-protocolos-afecciones-de-la-garganta.pdf
  4. Escudero García, M. A..; Lancha de los Silos, J.; López Nieto, A. Jiménez Ferreras, M. Medicamentos bucofaríngeos de no prescripción médica obligatoria. Trabajo Fin de Grado. Facultad de farmacia, Universidad Complutense de Madrid. 2014. [Acceso: 04 de marzo de 2022]. Disponible en: http://147.96.70.122/Web/TFG/TFG/Memoria/LANCHA%20DE%20LOS%20SILOS,%20JULIA.pdf
  5. Martín, N. Antisépticos, anestésicos y analgésicos bucofaríngeos. Arch. Pediatr. Urug. 2021.; 92 (S2). [Acceso: 04 de marzo de 2022]. Disponible en: http://www.scielo.edu.uy/pdf/adp/v92nnspe2/1688-1249-adp-92-nspe2-e813.pdf
  6. Lozano, J.A. El dolor de garganta y el uso de los bucofaríngeos. OFFARM, 2003; 22(1): 63-68. [Acceso: 05 de marzo de 2022]. Disponible en: https://www.elsevier.es/es-revista-offarm-4-pdf-13042366
  7. Infografía Faringitis/Laringitis. Farmacéuticos. Consejo General de Colegios de Farmacéuticos. Vocalía Nacional de Óptica Oftálmica y Acústica Audiométrica. 2022. [Acceso: 05 de marzo de 2022]. Disponible en: https://www.farmaceuticos.com/wp-content/uploads/2022/02/02-ficha-tecnica-formacion-orl-faringitis-laringitis.pdf