Botiquín de verano - Consejos en determinadas situaciones

Botiquín de verano - Consejos en determinadas situaciones

2020-07-23

Comienza la época de verano y este año, de manera especial, con más ganas de lo habitual de hacer planes con familiares y amigos dentro de las medidas de seguridad que se deben respetar en la “nueva normalidad” que estamos viviendo. Acorde a la subida de las temperaturas, se deben tener en cuenta algunas de las patologías y situaciones más habituales asociadas al verano como: afecciones de oídos, herpes labiales, quemaduras, mareos o intolerancias alimentarias entre otros, para que éstos no resulten un inconveniente que impida disfrutar de él.

Dolor de oídos

El verano es por excelencia el período de playas y piscinas, que sirven para contrarrestar las altas temperaturas características de esta época del año. En concreto, el baño en piscinas es uno de los factores que predisponen a una otitis externa, siendo éste uno de los problemas más comunes tanto en niños como en adultos.

El oído es un órgano complejo responsable de la percepción de los sonidos y que participa en el mantenimiento del equilibrio del cuerpo. Se distinguen 3 zonas: oído externo, oído medio y oído interno. El oído externo, constituido por el pabellón auricular (oreja) y el conducto auditivo externo, es la parte que podemos apreciar a simple vista.

La otitis externa, otitis media, hipoacusia, tapones de cerumen y cuerpos extraños en el oído son algunas de las afecciones y problemas óticos que los farmacéuticos afrontan con mayor frecuencia en la farmacia comunitaria. 

a.) Otitis

La otitis es una afección habitual del oído que consiste en la inflamación de alguna de sus partes. En función de su localización se denomina otitis externa, otitis media y laberintitis o inflamación del oído interno. 

La otitis externa es la conocida como “otitis del bañista” y puede ser provocada por diferentes tipos de bacterias u hongos. Suele desarrollarse en niños y adultos cuyos oídos están expuestos a la humedad excesiva y continua, sobre todo cuando bucean o nadan con la cabeza bajo el agua. Por esta razón es más frecuente durante los meses de verano, y es más común en niños mayores y en adultos jóvenes. El síntoma más característico es un fuerte dolor de oídos que empeora cuando se toca o mueve el lóbulo o cualquier otra parte externa de la oreja. La masticación también puede ser dolorosa en el paciente con otitis externa, y a veces hay picor en el canal auditivo antes de que empiece el dolor. Para prevenir la otitis es recomendable el uso de soluciones o sprays óticos para realizar la higiene de oídos de una manera adecuada.

b.) Tapón de cera en el oído

Por otra parte, el conducto auditivo tiene una forma semejante a un reloj de arena, con su parte más estrecha hacia abajo. Está revestido por una piel que presenta folículos pilosos y glándulas sebáceas y ceruminosas. Las glándulas producen cerumen, cuya función es atrapar el polvo y las partículas de suciedad para que no lleguen al tímpano, protegiéndolo. El conducto auditivo puede estar obstruido por el cerumen y, en ocasiones, al acumularse, pueden causar molestias en el oído, pérdida de audición, autofonía (el paciente oye de manera amplificada su voz), acúfenos, otalgia, mareo, vértigo, etc., aunque sin causar sordera de forma permanente.

Como medida de prevención en las afecciones óticas de este tipo, se puede evitar la humedad en esa zona, así como la utilización de tapones para los oídos. Si se padece otitis de manera recurrente o la acumulación de cerumen, es recomendable utilizar soluciones de higiene ótica diaria así como sprays óticos para mantener una salud y limpieza adecuadas del oído, reduciendo la incidencia de estas afecciones. También existen presentaciones que permiten eliminar los tapones de cera ya formados que hay que deshacer, o reduciendo así las molestias que ocasionan.

Herpes labial

El Herpes simple es una reacción causada por la activación de la infección por virus herpes simple tipo HVS-1. El herpes labial puede aparecer durante todo el año, pero es especialmente recurrente en la época de verano, debido a que la radiación ultravioleta del sol estimula la reproducción del virus, especialmente en la zona de los labios.
Para la prevención del herpes es recomendable llevar una dieta equilibrada y con alto contenido en frutas y verduras frescas, ricas en vitamina C, zinc y caroteno, cuya eficacia ha quedado demostrada cuando se administran en forma de alimentos naturales. Es importante, además, mantener cierta higiene para evitar contagios, no tocar las lesiones y una buena hidratación de los labios. 

La aplicación de protección solar en una base emoliente puede considerarse de alta eficacia en la prevención y tratamiento del herpes labial recurrente. 
Por lo tanto de manera preventiva, se puede utilizar un bálsamo para el herpes labial. Un producto de este tipo formará una barrera física que protege los labios contra los desencadenantes de herpes labial. Si además contiene un filtro de protección solar (puede ser adecuado un SPF 30-50), evitará que el herpes pueda aparecer por luz ultravioleta. Puede utilizarse a diario para evitar un brote cuando se corre un mayor riesgo de reactivar el virus del herpes labial

Cómo curar quemaduras

En verano, debido a la subida de las temperaturas, se utilizan prendas que cubren menos superficie corporal, lo que deja “al descubierto” una mayor proporción de nuestro cuerpo. Esta mayor exposición corporal favorece que se produzcan quemaduras solares si no se utiliza un fotoprotector adecuado y se reaplica convenientemente.
Una quemadura es una lesión en la piel u otro tejido orgánico causada principalmente por la acción de agentes físicos, químicos y biológicos, que induce la desnaturalización de las proteínas tisulares implicadas.

Existen distintos tipos de quemaduras en función de que el agente etiológico sea de tipo físico (térmicas, eléctricas, por radiación, por frío, por fricción o por inhalación), químico (por sustancias ácidas o básicas) o biológico (seres vivos como arañas, medusas, etc.). También se pueden clasificar según su profundidad, su extensión y según su localización.
Para llevar a cabo su cuidado local, en el momento inmediato posterior al accidente lo prioritario es contrarrestar los efectos nocivos, y ello se consigue rápidamente enfriando la quemadura, por ejemplo con agua. 

No obstante, hay opciones de tratamiento como por ejemplo algunos productos que contienen árbol de té como ingrediente y que aportan una acción antiséptica. Éstas proporcionan un alivio inmediato tras su aplicación sobre la quemadura, absorbiendo y disipando el calor, con efecto antibacteriano, antiséptico y calmante.

Mareos en los desplazamientos

El verano conlleva, de manera habitual, desplazamientos a otros lugares y descubrimientos de nuevos sitios. Sin embargo, esta situación puede verse en ocasiones empañada por los síntomas de mareo que se pueden sufrir en medios de transporte por tierra, mar o aire: náuseas, vómitos y/o vértigos en adultos y niños.

Para contrarrestar esta sintomatología existen medicamentos sin receta que pueden ser indicados y dispensados bajo la supervisión de un farmacéutico, e incluso presentaciones adecuadas para contrarrestar el efecto de somnolencia que estos pueden ocasionar.


Intolerancia alimentaria

El verano y las vacaciones van ligadas a un concepto de “mayor permisividad” ya que es el período de disfrutar y cargar energías. En ocasiones, las personas que presentan intolerancias alimentarias como la intolerancia a la lactosa “se permiten” un mayor consumo de productos que la contienen, como por ejemplo los helados. En estos casos pueden recurrir a algún complemento alimenticio que mejore la digestión de los lácteos.

Como hemos visto, todas estas situaciones que, frecuentemente ocurren en la época estival, tienen solución. No obstante, ante cualquier duda, el farmacéutico es la persona indicada para resolverlas.  


Referencias


1) Lorente-Guerrero, J.; Sabater-Mata, F.; Rodríguez-Martínez, R.; Pou-Fernández, J.; López-Ávila, J.; García-Criado, E. Diagnóstico y tratamiento antimicrobiano de las otitis externas. Med. Clin (Barc). 2006; 126 (13):507-513. [Acceso el 14 de julio de 2020], disponible en:
https://www.researchgate.net/profile/Javier_LOPEZ_AVILA/publication/246616575_Diagnostico_y_tratamiento_antimicrobiano_de_las_otitis_externas/links/5a424462aca272d29458f10b/Diagnostico-y-tratamiento-antimicrobiano-de-las-otitis-externas.pdf


2) Sánchez Nevado, B. Problemas otológicos (I):otitis y tapones de cerumen. Farmacia Profesional Julio-Agosto 2016, 30(4):18-22. [Acceso el 19 de junio de 2020], disponible en:
https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-pdf-X021393241657133X


3) Giménez Serrano, S. Afecciones comunes del oído. Farmacia profesional Julio-Agosto 2005, 19 (7): 40-45. [Acceso el 19 de junio de 2020], disponible en:
https://www.elsevier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-pdf-13077359


4) Saz Peiró, P.; Saz Tejero, S. Revisión de tratamientos naturales en infecciones por el Herpes. Medicina naturalista, 2012, 6(1):30-38. [Acceso el 19 de junio de 2020], disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=3829205

5) Lamura Anselmi, A.; Garriga García, E.; Lamura Anselmi, G.; Castro de Castro, A. Prevención de la recurrencia del herpes labial con el uso de antisolares en una base emoliente. Acta odont. venez. 1993. 31(2):9-20. [Acceso el 19 de junio de 2020], disponible en:
http://bases.bireme.br/cgibin/wxislind.exe/iah/online/?IsisScript=iah/iah.xis&src=google&base=ADOLEC&lang=p&nextAction=lnk&exprSearch=149722&indexSearch=ID


6) Manrique Martínez, I.; Angelats Romero, C.M.; Abordaje de las quemaduras en Atención Primaria. Pediatr Integral 2019; XXIII (2):81-89. [Acceso el 19 de junio de 2020], disponible en:
https://www.pediatriaintegral.es/wp-content/uploads/2019/xxiii02/02/n2-081089_IgnManrique.pdf


7) Lascano, V.; Mazzieri, M.R. Repelentes de mosquitos. Parte 2. Diciembre de 2009. [Acceso el 19 de junio de 2020], disponible en:
http://cime.fcq.unc.edu.ar/wp-content/uploads/sites/15/2016/06/Boletin-47-09pdf.pdf


8) Kongkaew, V.; Sakunrag, I.; Chaiyakunapruk, N.; Tawatsin A. Efectividad de las preparaciones de citronela en la prevención de las picaduras de mosquito: revisión sistemática de estudios experimentales controlados en laboratorio. Tropical Medicine and International Health 2011, 16 (7) 802-810. [Acceso el 19 de junio de 2020], disponible en:
https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/j.1365-3156.2011.02781.x