CONFIGURACIÓN DE COOKIES

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para el seguimiento, análisis y funcionamiento de la web a través del análisis de sus hábitos de navegación. Puede configurar sus preferencias para rechazar o aceptar nuestras cookies. Para obtener más información, consulte nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas - esenciales -

Son necesarias para el correcto funcionamiento de la web. Sin ellas puede haber problemas en la correcta visualización de la página web.

Cookies de sesión - esenciales -

Son necesarias para el correcto funcionamiento de la web. Guardan información del tipo de usuario en la comunidad de NORMON, guardando el nick de usuario para evitar introducirlo página a página, también se guarda información encriptada e información sobre los favoritos del usuario.

Cookies analíticas

Son utilizadas para realizar el seguimiento sobre el motor de búsqueda desde el que se ha visitado la web y qué términos de búsqueda se utilizaron para encontrarlo, calculan el tiempo pasado en la web en cada sesión y el número de veces que el usuario ha visitado la página.

2021-08-20

Urticaria: qué es y cuáles son sus síntomas y causas

La urticaria es una enfermedad que padece una quinta parte de la población en algún momento de su vida. Siendo una enfermedad de larga evolución, tiene efectos perjudiciales en la calidad de vida de quien la padece, además de un gran impacto en la sociedad en términos de costos de atención directa e indirecta de la salud, así como un menor rendimiento en el trabajo y en la vida privada de los pacientes.

La urticaria consiste en habones recurrentes, usualmente pruriginosos, circunscritos, elevados, eritematosos y a menudo con el centro pálido, áreas evanescentes de edema que involucran la porción superficial de la dermis.

image-cab-blog-article

Qué es la urticaria

La urticaria es una condición caracterizada por el desarrollo de habones, angioedema o ambos. Son reacciones vasculares de la piel caracterizadas por habones evanescentes de tamaño variado y de vida corta, eritematosas, pruriginosas y, generalmente, sin manifestaciones sistémicas, que ocasionalmente pueden progresar a anafilaxis. 

El habón en pacientes con urticaria tiene tres características típicas:

  1. Una hinchazón central de tamaño variable, casi invariablemente rodeada de eritema reflejo.
  2. Picazón o, a veces, sensación de ardor.
  3. Una naturaleza fugaz, con la piel volviendo a su apariencia normal, generalmente entre 30 minutos y 24 horas.

El angioedema en pacientes con urticaria se caracteriza por:

  1. Una hinchazón repentina, pronunciada, eritematosa o del color de la piel de la dermis inferior y subcutis o membranas mucosas.
  2. A veces con una sensación de opresión más frecuente que la de purito.
  3. Una resolución más lenta que la de las habones (puede tardar hasta 72 horas).

Cuáles son los síntomas de la urticaria

La urticaria consiste en habones recurrentes, usualmente pruriginosos, circunscritos, elevados, eritematosos y a menudo con el centro pálido, áreas evanescentes de edema que involucran la porción superficial de la dermis. Así, cuando el proceso edematoso se extiende en profundidad hacia la dermis profunda y las células subcutáneas, se conoce como angioedema.

Las habones varían de tamaño, de unos pocos milímetros a varios centímetros en su diámetro, y pueden localizarse en cualquier lugar del cuerpo, su evolución no es mayor de 24 horas. El prurito suele ser más intenso por las noches, es el único prurito que se alivia con la frotación antes que con el rascado. El angioedema también puede ocurrir en cualquier localización del cuerpo humano, aunque, generalmente, afecta a la cara (labios, mejillas, áreas periorbitales, lengua), faringe, laringe o parte de alguna extremidad. Se presenta individualmente o junto con las habones, y puede durar algunos días antes de su resolución.

La urticaria y su sintomatología puede aparecer tanto como afectación extensa (en diferentes partes del cuerpo, de manera generalizada), como a nivel de afectación localizada, (en zonas más concretas), siendo en ambos casos, el mismo concepto de urticaria.

Tipos de urticaria

El espectro de manifestaciones clínicas de diferentes subtipos de urticaria es muy amplio. Además, dos o más subtipos diferentes de urticaria pueden coexistir en cualquier paciente.

a) La urticaria en función de la duración se puede clasificar en:

  • Urticaria aguda

Se presenta con habones de aparición regular, durante un período de tiempo no mayor de seis semanas. Las lesiones típicamente se resuelven dentro de las 24 horas. Es mucho más frecuente en la población pediátrica, a menudo asociada a la atopía. Suele ser espontánea, debido a que no existe un factor desencadenante específico involucrado.
Al inicio, todas las urticarias son agudas. Entre el 20% y el 30% de estas progresan hacia la urticaria recurrente o episódica (con actividad intermitente o recurrente). La urticaria aguda es idiopática en 50%, debida a infecciones del tracto respiratorio en 40%, a medicamentos en 9% y a alimentos en 1%.

  • Urticaria crónica

Definida como el desarrollo de habones de ocurrencia diaria por más de seis semanas, cuyas lesiones individuales finalizan entre las 4 y las 36 horas, y que pueden afectar a la calidad de vida. Se estima que, en la urticaria crónica, 35% son urticarias físicas; 5% vasculíticas, , y el restante 60% se agrupa con el término de urticaria crónica ordinaria. De manera general, la urticaria crónica es más prevalente en adultos y en el sexo femenino (razón mujeres/hombres: 2/1).

b) La urticaria en función de la causa se puede clasificar en:

  • Urticaria inmunológica

Son aquellas que se presentan como reacción de hipersensibilidad a determinados alérgenos asociados a alimentos, medicamentos, picaduras o infecciones, así como consecuencia de enfermedades autoinmunes en los casos de urticaria crónica.

  • Urticarias físicas

Son aquellas precipitadas por uno o más estímulos físicos, que pueden ser mecánicos, térmicos u otros (mecánico, frío, calor, luz…).

Las lesiones suelen ser típicamente localizadas en el área estimulada, ocurren en minutos después de la provocación y se resuelven frecuentemente dentro de las dos horas. Muy pocas urticarias físicas, como la urticaria por presión retardada y el dermografismo retardado duran o persisten 24 horas o más. Así, cuando un habón se resuelve en algo más de una hora, debería considerarse una urticaria física. El mecanismo subyacente no está claro en su mayoría, aunque se sabe que está involucrada la desgranulación de los mastocitos y en algunas formas, por ejemplo en urticaria leve, incluso se ha demostrado la sensibilización a IgE. 

Existen diferentes formas de urticaria física, entre las que se encuentran:

- Urticaria dermográfica: es la forma más frecuente de urticaria física, afecta principalmente a adultos jóvenes y tiene una duración media de 6,5 años. 
- Urticaria por presión retardada: las lesiones típicas son edemas inflamatorios profundos en los lugares donde se ha ejercido una presión sostenida mayor a 30 minutos y hasta 12 horas. 
- Urticaria fría: se define como una reacción de urticaria por exposición al frío. 
- Urticaria por calor: es una forma rara de urticaria física inducida por el contacto directo de la piel con calor. Se produce de minutos a una hora después del contacto con agua caliente, energía radiante caliente o luz solar.
- Urticaria solar: las lesiones ocurren minutos después de la exposición al sol, a la luz visible o a la radiación ultravioleta. En este tipo de urticaria, se ha comprobado que el uso de antihistamínicos alivia parcialmente los síntomas y permite una mejor tolerancia a las exposiciones lumínicas.
- Urticaria vasculitis: Las lesiones cutáneas asemejan habones que prolongan su duración más allá de las 24 horas e histológicamente muestra signos de vasculitis leucocitoclástica. Su incidencia varía entre el 2% y el 20% de los pacientes referidos a centros médicos con el diagnóstico de urticaria crónica. Es frecuente en la edad media y en mujeres y raramente se presenta en niños.
Se caracteriza por lesiones con sensación quemante o de dolor y aún pruriginosas, que se resuelven con púrpura residual. El angioedema está presente en el 40 % de los pacientes, siendo otros rasgos de la urticaria vasculítica el compromiso renal y articular.
- Urticaria idiopática: Es un tipo de urticaria de causa desconocida, que puede presentar manifestaciones similares a las demás.

Qué mecanismo genera en el organismo la urticaria

La urticaria es, en términos generales, el resultado de la liberación de sustancias vasoactivas (histamina, bradicinina, etc.), derivadas de los mastocitos y basófilos de la dermis. Estas sustancias originan extravasación del fluido plasmático hacia la dermis, lo que genera un edema que suele ser transitorio, y que constituye la lesión tipo habón de la urticaria. El intenso prurito de la urticaria también es producido por la liberación de la histamina hacia la dermis.

¿Cómo se quita la urticaria?

Para aliviar la sintomatología de urticaria, es indiscutible el uso de antihistamínicos, aunque no todos los pacientes respondan a plenitud. Los antihistamínicos son medicamentos que actúan bloqueando los receptores de histamina, que es la principal causante de dicha sintomatología.

En este sentido, existen antihistamínicos H1 comercializados, entre otras presentaciones, en forma de gel que pueden adquirirse en la farmacia sin receta, siempre bajo supervisión y consejo de un profesional sanitario como el farmacéutico. Este tipo de medicamentos se utilizan para el alivio del picor de piel asociado con reacciones cutáneas como pequeñas erupciones, urticaria y pequeñas quemaduras solares, entre otros, tanto en adultos como en niños a partir de un mes, en las que la afectación de la urticaria es localizada en una determinada zona.

Siempre debemos pedir consejo al farmacéutico al utilizar un medicamento así, ya que nos guiará en su utilización y nos indicará el tiempo de uso estimado necesario para controlar la efectividad del tratamiento.

Referencias

  1. Cruz-Hernández A y cols. Prevalencia de la urticaria crónica. Alergia, asma e inmunología pediátricas. 2019; 28(2):47-50. [Acceso: 29 de marzo de 2021]. Disponible en: https://www.medigraphic.com/pdfs/alergia/al-2019/al192c.pdf

  2. Tincopa-Wong, O.W. Urticaria y angioedema: una visión general. Acta med peruana 204; 31(2):111-124. [Acceso: 29 de marzo de 2021]. Disponible en: http://www.scielo.org.pe/pdf/amp/v31n2/a08v31n2.pdf

  3. Zuberbier, T. Urticaria. Allergy 2003. 58:1224-1234. [Acceso: 28 de marzo de 2021]. Disponible en: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1046/j.1398-9995.2003.00327.x 

  4. Zuberbier, T. et al. La guía EAACI / GA2LEN /EDF / WAO para la definición, clasificación, diagnóstico y tratamiento de la urticaria. Allergy, 2018. 73: 1393-1414. [Acceso: 28 de marzo de 2021]. Disponible en: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/epdf/10.1111/all.13397

  5. Raigosa, M.; Toro, Y; Sánchez J. Urticaria solar. Reporte de un caso y revisión de la literatura. Rev. Alerg. Méx. 2017; 64(3): 371-375. [Acceso: 28 de marzo de 2021]. Disponible en: http://www.scielo.org.mx/pdf/ram/v64n3/2448-9190-ram-64-03-0371.pdf