Pesadez de piernas durante un viaje: sigue estos consejos en tus vacaciones

Pesadez de piernas durante un viaje: sigue estos consejos en tus vacaciones

2018-07-16

¿Ya has reservado tus vacaciones? Ahora solo tienes que organizar tu viaje y, ¡a disfrutar!

Es importante ser previsor y tener en cuenta que, si sufres pesadez de piernas, el problema podrá agravarse en verano con la subida de las temperaturas.

El calor hace que la circulación empeore y con ello las piernas cansadas, arañas o varices. Las altas temperaturas provocan una vasodilatación de los capilares periféricos, ralentizando la circulación y produciendo la llamada pesadez de piernas, tobillos hinchados o incluso calambres.

Así, el aumento de las temperaturas agrava los síntomas habituales de la insuficiencia venosa crónica, y las personas afectadas sienten en esta época del año las piernas más cansadas, hinchadas y congestionadas.

La época estival es especialmente difícil para los pacientes con enfermedad venosa crónica. Además de intensificarse los síntomas propios de la enfermedad, las repercusiones estéticas en sus piernas se hacen más evidentes. Las manifestaciones más habituales de este problema son las varículas o telangiectasias y las varices.

Pero no solo el calor puede afectar a tus piernas, si viajas en avión pueden aparecer signos de hinchazón a pesar de que mantengas un estilo de vida saludable, con ejercicio y una buena dieta. Es una cuestión de física, pues al ajustar la presión de la cabina de los aviones, todos los gases se expanden, incluyendo el gas de nuestros intestinos. Las piernas y pies se pueden inflamar al estar un largo período de tiempo sentado. Por eso es importante que tomes medidas para sentirte lo mejor posible, porque el viaje se disfruta desde el segundo uno.

Como ya vimos en anteriores artículos, hay varias maneras de combatir las piernas cansadas. En el post de hoy, te vamos a dar unos consejos que podrás usar en tus viajes, ya sea en vuelos, viajes en coche, o simplemente mientras descansas en la playa o piscina. ¡Te van a ser de gran utilidad si sufres de piernas cansadas!


Durante un viaje,

  • Utiliza prendas amplias y cómodas, evitando fajas, cinturones, botas y pantalones ajustados.
  • Evita sentarte con las piernas cruzadas.

  • Mueve los pies tan a menudo como puedas.

  • Flexiona y extiende los tobillos.

  • Levántate y camina por el pasillo regularmente.

  • Las pastillas para dormir harán que duermas durante varias horas, si puedes evítalas.

  • Bebe agua, pues la presión de cabina provoca deshidratación.

  • Masajea tus piernas desde el tobillo hasta el muslo, para ayudar a la circulación. Si puedes hacerlo con una crema como Cedraflon, los resultados serán mejores.

  • Consulta con tu médico o farmacéutico cualquier duda.


* Estos consejos también se pueden seguir en viajes largos en coche o tren.


Durante el verano,

• Pon las piernas en alto. En las jornadas de calor, es recomendable elevar las piernas al mediodía y al llegar a casa por la noche. Dormir con las extremidades inferiores elevadas unos 5-10 centímetros resulta igualmente aconsejable.

• Aplica ligeros masajes en piernas y tobillos. Mientras permaneces tumbado, puedes realizar un masaje ascendente, desde los pies hacia la rodilla, con un gel frío. Es muy recomendable hacerlo con protección solar durante el verano.

• Mejor date una ducha que un baño. Para activar la circulación alterna duchas no excesivamente calientes (38º como máximo) con chorros fríos en las piernas. Al finalizar, aplica agua templada a las pantorrillas en sentido ascendente para aliviar la sensación de pesadez.

• Mantén una buena hidratación para mantener la piel elástica. Tras la ducha, resulta conveniente aplicar en las piernas una loción o crema hidratante, mediante suaves masajes.

• Descarta la ropa ceñida, sobre todo en verano. Las prendas de vestir muy ajustadas pueden dificultar el retorno venoso. En su lugar, debemos recurrir a ropa holgada y que transpire bien, y a un calzado cómodo.

• Evita los ambientes demasiado calurosos. Lo mejor es alejarse de toda fuente de calor, ya que éste estimula la dilatación venosa.

• Utiliza toallas húmedas y frías para refrescar las piernas.

• Consulta con el médico el uso de medias de compresión. Utilizar medias de compresión, especialmente en las horas de actividad laboral o doméstica, contribuye a facilitar el retorno venoso ya que aplican una presión de soporte sobre las paredes de las venas, lo que favorece que la sangre ascienda correctamente.


Para más consejos y tratamientos sobre piernas cansadas, visita www.cedraflon.es y www.daflon.es.



REFERENCIAS:

Piernas cansadas. Atención especial, Mercè Piera Fernándes - JULIO 2018

http://www.servier.es/es-revista-farmacia-profesional-3-articulo-piernas-cansadas-atencion-especial-13038247