Sensibilidad dental: ¿qué es y cómo puedes combatirla?

Sensibilidad dental: ¿qué es y cómo puedes combatirla?

2016-08-16

¿Te duelen los dientes cuando consumes algún alimento o líquido muy frío o muy caliente? ¿Hace tiempo que no saboreas un helado para evitar sufrir molestias en tus dientes? No queremos ser portadores de malas noticias, pero es muy probable que padezcas sensibilidad dental.


Según el ‘Estudio Sanitas de Salud Bucodental’, la sensibilidad dental o hipersensibilidad dentaria afecta a un 34% de los adolescentes y al 24% de los adultos.  A pesar de su alta prevalencia, únicamente el 7,1% de los afectados acude al dentista para tratar este problema de salud bucodental.


En Laboratorios Normon queremos que seas capaz de disfrutar de comidas y bebidas tanto frías como calientes sin sentir ningún tipo de dolor. Por ello, vamos a explicarte qué es la sensibilidad dental y cómo puedes combatirla. ¡No tienes más que seguir leyendo!


Sensibilidad dental: ¿qué es?


Hablamos de dientes sensibles cuando en respuesta a un estímulo, generalmente de carácter térmico tras consumir alimentos fríos o calientes, notamos un dolor intenso, agudo y breve en nuestra boca. 


Este dolor se produce porque la dentina de nuestras piezas dentales ha quedado expuesta. La dentina es el segundo tejido más duro del cuerpo y se encuentra justo detrás del esmalte dental. Este tejido se compone de una serie de pequeños canales a los que se denomina túbulos que contactan internamente con la pulpa dentaria, el tejido blando de los dientes al que llegan terminaciones nerviosas.

Cuando la dentina no protege correctamente permite que estímulos térmicos o de otro tipo (p.e. comidas ácidas…) actúen sobre esas terminaciones nerviosas generando esas molestias. 

dientes_sensibles_laboratorios_normon.jpg

¿Por qué queda expuesta la dentina?


La dentina de nuestros dientes puede quedar expuesta por varios motivos:

  • Por una rutina de higiene bucodental incorrecta: cepillarse los dientes con demasiada frecuencia o con demasiada fuerza puede provocar un desgaste de tu esmalte dental. El tipo de cepillo de dientes que utilizas también puede dejar expuesta tu dentina: evita aquellos que tengan cerdas duras.
  • Por enfermedades de las encías: si tienes gingivitis o periodontitis es posible que tu encía se retraiga, exponiendo todavía más la dentina.
  • Por culpa del bruxismo: se trata de una patología que consiste en el acto inconsciente de rechinar los dientes. Una de sus consecuencias es el desgaste del esmalte dental.
  • Por el consumo de alimentos y bebidas ácidos, que favorecen el desgaste del esmalte.

¿Cómo puedes combatir la sensibilidad dental?


Ahora que ya sabes qué es la sensibilidad dental y cuáles son las causas que provocan su aparición, desde Laboratorios Normon vamos a darte 5 consejos para combatirla: 

  • Usa cepillo de dientes de cerdas suaves en tu rutina de higiene dental. En el mercado existe una amplia oferta de cepillos de dientes adaptados para personas con hipersensiblidad dentaria, hazte con uno.
  • Adapta tu dieta: la aparición de la sensibilidad dental está muy relacionada con los alimentos y bebidas que ingieres a diario. Reduce el consumo de alimentos ácidos, como los cítricos, y dulces, así como la ingesta de refrescos, bebidas energéticas...
  • ¿Has consumido algún alimento ácido? Entonces mejor espera 20 minutos antes de lavarte los dientes. Si te los lavas justo después de comer, repartirás el ácido por toda la boca, intensificando de esta manera el desgaste dental.
  • Utiliza productos de higiene dental especialmente indicados para el tratamiento de sensibilidad dental, como Normodent Dientes Sensibles, que, gracias a su contenido en Nitrato Potásico, permite reducir la sensación de dolor.
  • Visita a tu odontólogo en cuanto aparezca el dolor dental. Él o ella sabrá determinar a qué es debido y te pondrá el tratamiento que considere más adecuado.

¡Sigue estos consejos y ya verás como no hay alimento frío o caliente que se te resista!