Salud y Navidad: 5 consejos para disfrutar de forma más saludable estas navidades.

Salud y Navidad: 5 consejos para disfrutar de forma más saludable estas navidades.

2015-12-04

¡Llega la Navidad! Los regalos, las reuniones familiares, las fiestas, las cenas de empresa... Una época especial de año que a la mayoría nos gusta disfrutar ya que, aunque sea una época con un marcado carácter comercial, tiene sus recompensas personales en forma de reencuentros, buena compañía, alegrías y nostalgias varias. En estas fechas sentimos que estamos un poco más cerca de nuestros seres queridos y los que están a nuestro alrededor.

Pero la época Navideña trae consigo también algunos excesos, cambios de rutina, alteraciones del sueño y del descanso... y mantener algunos hábitos saludables en Navidad se vuelve a veces una tarea difícil, ¿verdad?

Llámese reunión familiar, comida de empresa, cañas con los amigos, la compra de los regalos o visita a un familiar, estas "obligaciones" pueden alteran nuestra rutina diaria y provocar que nuestra salud se resienta tanto a nivel físico como mental o anímico.

Y como sabemos que evitar los excesos y mantener ciertos hábitos saludables es complicado, desde Normon te proponemos estos 5 consejos que esperamos te ayuden a llevar de forma más sana estas próximas fechas navideñas.

​​​​​​​

  • Planifica y organiza tus tareas navideñas

La Navidad puede llegar a ser muy estresante ya que por regla general nuestra "agenda" bulle de citas, compras y preparativos. Tantas "cosas por hacer", sumadas a las tareas cotidianas del día a día pueden llegar a resultar muy estresantes y aumentar nuestro nivel de ansiedad en ciertas ocasiones.

Para evitar esta "tensión" no hay nada como intentar organizar estas semanas visualizando los hitos y fechas importantes para nosotros en un calendario propio. Así podremos ver de un vistazo estas 4 o 6 semanas y darnos cuenta de que quizá no hay tantas cosas que" tenemos que hacer" y distribuirlas mejor en el tiempo. Por ejemplo: Salir a buscar regalos los miércoles de 18:00 a 21:00, visitar a mis primos lejanos el Sábado 23, escribir las felicitaciones de Navidad el Domingo 12, etc.

Esta forma de calendarizar y organizar las tareas nos dará una visión real de las tareas a realizar, más allá de estar todo el día pensando en que "tengo que hacer muchas cosas..."

Otro aspecto positivo de crearte un calendario propio es que podrás ver qué hitos o tareas son realmente necesarias e importantes y cuáles no lo son tanto. Puedes usar colores para clasificarlas y así darte cuenta de que todo no es igual de importantey no hay que dedicarle el mismo tiempo o preocupación.

Y no olvides dedicarte tiempo a ti mismo. Sea para hacer algo de deporte, leer un libro, ir al cine... cualquier actividad centrada en ti te vendrá bien y te ayudará a desconectar.

  • Alcohol en Navidad: Consume alcohol responsablemente

El alcohol es muy perjudicial para la salud (de eso no hay duda). En estas fechas además aumentan en número y frecuencia las citas y reuniones "sociales" y la ingesta de alcohol suele aumentar en proporción; nos dejamos llevar por el buen ambiente y la alegría y bebemos de más, a veces sin ser conscientes de la cantidad de bebidas alcohólicas que consumimos.

Como es lógico, en la moderación esta la virtud... ¡y la salud!

Un buen hábito es no beber con el estómago vacío e intentar disminuir el consumo de bebidas de alta graduación. El vino y la cerveza pueden ser una buena opción, si bien hay bebidas cero alcohol con las que podemos pasar un buen rato, ya que para divertirse no es necesario el alcohol.

Otro buen consejo es no mezclar diferentes tipos y graduaciones de bebidas espirituosas,  ya que los efectos de alcohol en el organismo se potencian y pueden llegar a ser muy perjudiciales para nuestra salud y bienestar.

Y sobretodo y lo más importante, si bebes nunca cojas el coche o realices tareas complicadas o peligrosas. Estarás poniendo en peligro tu salud y las de otras personas 

  • La comida en Navidad: Elige productos frescos y variados

Ya sabes que las grandes comidas y cenas navideñas son el eje principal de estas fiestas, ya todo gira en torno a la mesa. Está muy bien disfrutar de uno mayores placeres de la vida pero se puede hacer de forma saludable. 

¿Cómo resistirte al pudding de la abuela? ¿Cómo dejar pasar la oportunidad de darte un homenaje culinario con los canapés de tu padre o madre? Sí, es complicado resistirse a estos manjares pero hay dos cosas importantes que debes tener en cuenta.

La primera es que evites comer en exceso y en la medida de lo posible elige los platos con alimentos más frescos, menos elaborados y no desestimes acompañar a las carnes o pescados de una buena dosis de verduras u hortalizas, en vez de salsas ricas en grasas como mahonesa, o guarnición como patatas o algún otro tipo de fritos.

La segunda es que tengas mesura con los dulces. Turrones, mazapanes, rosquillas, churros, bombones, tartas... En Navidad hay un sinfín de tentaciones para los más golosos y hay que disfrutar de estos alimentos, por supuesto, pero ten en cuenta que la mayoría de los kilos de más que puedas coger pueden tener como origen estos postres y dulces. No es bueno atiborrarse de ellos tras una comida o cena copiosa. Como siempre en la mesura está la virtud para nuestra salud.

  • Los medicamentos en Navidad: solo cuando sean imprescindibles

Los excesos Navideños traen consigo ciertos estados de malestar físico o psíquico que por desgracia solemos combatir automedicándonos  (o medicando a otros) en más de una ocasión y esto además de ser irresponsable, puede empeorar la situación más que mejorarla.

Por poner un ejemplo, tomar ibuprofeno para el dolor de cabeza y paracetamol para el dolor muscular puede ser correcto o por el contrario totalmente desaconsejable. No es algo que pensemos en nuestro día a día pero depende de muchas variables como la edad, el estado físico, si se están tomando otros medicamentos, si es necesario o no etc. 

Tenemos que evitar la automedicación en Navidad. No es necesario y teniendo una farmacia al lado de casa, ¿por qué no consultamos a nuestro farmacéutico de confianza?

Él farmacéutico está al día en lo que a medicamentos y salud se refiere y puede recomendarnos un principio activo u otro, dependiendo de lo que realmente necesitemos. El profesional farmacéutico es quien velará por tu salud estas navidades y ante cualquier duda, consúltale. Estará encantado de atenderte.

  • Las dietas milagro y el ejercicio intenso post Navidad

Uno de los deseos más universales y extendidos para el año nuevo es el de empezar el año nuevo de forma más saludable. Solemos  comprometernos  con nosotros mismos para apuntarnos al gimnasio, adelgazar, dejar de fumar etc. Todo ello encaminado, por regla general, a quitarnos esos kilitos de más que hemos cogido durante las Navidades.

Te animamos a que lo hagas, pero con moderación. El ejercicio físico moderado trae consigo múltiples beneficios para el organismo y el estado anímico. Igualmente, llevar una dieta adecuada y saludable solo reporta ventajas en nuestra calidad de vida. Pero estos hábitos han de mantenerse en el tiempo para que el cuerpo y la mente noten sus efectos beneficiosos.

Lo que no podemos creer es que con un mes a dieta estricta y 2 horas de gimnasio todos los días (sin haber hecho ejercicio en mucho tiempo) nuestra salud mejorará rápidamente.

El ejercicio intenso  y las dietas espartanas pueden traer más problemas que beneficios, ya que el cuerpo soportará un estrés al que no está acostumbrado y pueden aparecer lesiones. Las dietas milagro además suelen tener graves deficiencias nutricionales que no harán más que empeorar nuestra condición física.

Un ejercicio moderado y continuado en el tiempo, al igual que unos hábitos de alimentación adecuados durante todo el año, son la mejor forma de estar sano y ser un poco más feliz.

Esperamos que estos consejos te ayuden a pasar unas más saludables y tranquilas Navidades para que las disfrutes lo máximo posible. ¡Felices fiestas!