CONFIGURACIÓN DE COOKIES

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para el seguimiento, análisis y funcionamiento de la web a través del análisis de sus hábitos de navegación. Puede configurar sus preferencias para rechazar o aceptar nuestras cookies. Para obtener más información, consulte nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas - esenciales -

Son necesarias para el correcto funcionamiento de la web. Sin ellas puede haber problemas en la correcta visualización de la página web.

Cookies de sesión - esenciales -

Son necesarias para el correcto funcionamiento de la web. Guardan información del tipo de usuario en la comunidad de NORMON, guardando el nick de usuario para evitar introducirlo página a página, también se guarda información encriptada e información sobre los favoritos del usuario.

Cookies analíticas

Son utilizadas para realizar el seguimiento sobre el motor de búsqueda desde el que se ha visitado la web y qué términos de búsqueda se utilizaron para encontrarlo, calculan el tiempo pasado en la web en cada sesión y el número de veces que el usuario ha visitado la página.

2021-08-11

Preguntas y respuestas sobre la Disfunción eréctil

La disfunción eréctil es un problema de salud que, a diferencia del concepto tradicional que hacía de esta circunstancia una mera “consecuencia de la edad”, hoy es considerada como una patología. La Organización Mundial de la Salud (OMS), estableció que la salud sexual es parte de la salud mental, y su estudio es un requisito indispensable para el desarrollo del estado general de salud del individuo. Los estudios en el terreno de la sexualidad enfrentan diversos obstáculos siendo la respuesta humana la que dificulta la delimitación y clasificación de las disfunciones sexuales. 

Ante esta patología, existen medicamentos de dispensación en farmacia comunitaria que precisan prescripción médica y que cuentan en su composición con principios activos como sildenafilo, tadalafilo y vardenafilo, (inhibidores de la fosfodiesterasa 5), que se utilizan para el tratamiento de la disfunción eréctil aunque, para que sea efectivo, es preciso una estimulación sexual.

image-cab-blog-article

¿Cuáles son las principales causas de la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil se ha definido como la incapacidad persistente de conseguir y mantener una erección suficiente para permitir un rendimiento sexual satisfactorio. Aunque la disfunción eréctil es un trastorno benigno, afecta a la salud física y psicosocial y tiene una repercusión importante en la calidad de vida de quien la sufre, así como de sus parejas y familias. Además, constituye la alteración más común de disfunción sexual en hombres después de la eyaculación precoz.
 
La epidemiología de la disfunción eréctil a través de diferentes estudios realizados muestra que es un trastorno progresivo de alta prevalencia, que puede originarse a partir de una causa única y definida o de una combinación de varias de ellas en diversas proporciones. En este último caso, se debe tener en cuenta que, así como la erección es el resultado de un proceso multifactorial, también pueden existir varios factores que se combinen, influyendo unos más que otros.

La mayoría de los casos tienen un origen orgánico, que comúnmente se debe a enfermedades cardiovasculares (por ejemplo, falta de ejercicio, obesidad, tabaquismo, hipercolesterolemia y síndrome metabólico) que disminuyen el flujo sanguíneo peneano. También puede ser el resultado de factores psicológicos, neurológicos, hormonales, alteraciones cavernosas, la combinación de éstos e incluso factores de tipo cultural.

¿A qué edad se presenta la disfunción eréctil?

El primer estudio comunitario a gran escala de la disfunción eréctil fue el MMAS (Massachusetts Male Aging Study) y comunicó una prevalencia del 52% en varones de 40 a 70 años no institucionalizados de la región estadounidense de Boston. En otro estudio realizado en Colonia de varones de 30-80 años, la prevalencia de disfunción eréctil fue del 19,2%, con un aumento brusco relacionado con la edad del 2,3% al 53,4%.

Los resultados de un estudio realizado en España indicaron una prevalencia de disfunción eréctil del 63,9%, que va incrementando conforme aumenta la edad, observando un salto cuantitativo importante a partir de los 50 años. Con un 38,6% en edades comprendidas entre 41 y 50 años y un 72,6 % entre 51 y 60 años. 

La disfunción eréctil relacionada con la edad se ha asociado al aumento del período latente entre el estímulo sexual y la erección, erecciones menos rígidas, eyaculaciones más débiles, disminución del volumen eyaculado y aumento del período refractario entre las erecciones.

¿Cómo se llama el especialista que trata el problema?

La introducción de tratamientos para el abordaje de la disfunción eréctil como los inhibidores de la fosfodiesterasa 5, ha ampliado el ámbito de la atención de dicho problema de salud. Ahora se incluyen en el abordaje de la disfunción eréctil a los médicos de atención primaria, a los urólogos, endocrinólogos, neurólogos, angiocardiólogos, psiquiatras, psicólogos y a otros especialistas.

Una verdadera estrategia multidisciplinar es beneficiosa para evaluar y tratar al paciente. Existen documentos para distintos ámbitos, como por ejemplo el documento que se puede encontrar en: https://www.semfyc.es/wp-content/uploads/2017/02/Cuaderno_Asistente_Disfuncion.pdf que trata la disfunción eréctil como un síntoma centinela de enfermedad cardiovascular y sirve de guía para realizar un abordaje desde Atención Primaria.

¿Es reversible la disfunción eréctil?

De manera general no se puede afirmar que la disfunción eréctil sea reversible o no, ya que dependerá en cada caso de la etiología de la disfunción y de si existen factores que contribuyan a ello.

En este sentido, un diagnóstico realizado con una buena historia clínica y examen físico aporta datos de gran valor para la búsqueda etiológica de la enfermedad, que incluso podrían llegar a ser reversibles.

La mayoría de los episodios de disfunción sexual inducida farmacológicamente, con la excepción de la impotencia secundaria al abuso crónico de alcohol, son reversibles y pueden ser aliviados con una reducción de la dosis del agente culpable o con su suspensión y sustitución por un medicamento igualmente eficaz con menor incidencia de efectos secundarios sexuales.

¿Qué alimentos causan impotencia en los hombres? 

No podemos atribuir la propiedad de impotencia a alimentos concretos de una manera claramente directa, pero sí que existen grupos de alimentos que contribuyen en mayor o menor medida al desarrollo de la impotencia masculina. De manera general, pertenecen a este grupo todos aquellos alimentos que se alejan del equilibrio de una dieta mediterránea. Se ha demostrado que una dieta mediterránea influye en los factores de riesgo para la disfunción eréctil. Así, según los estudios publicados hasta el momento, un estilo de vida saludable como la promoción de la dieta mediterránea frente a una dieta baja en grasas, podría ser un enfoque dietético atractivo para prevenir la disfunción eréctil y preservar la función sexual en los hombres.

Según los estudios existentes, los hallazgos sugieren que realizar recomendaciones desde temprana edad sobre el aumento en la actividad física, una dieta adecuada rica en frutas, verduras y frutos secos podría ayudar a prevenir la aparición de disfunción sexual en edades avanzadas.

¿Es verdad que hay frutas que ayudan a tener buena erección?

Desde hace varios años se está investigando acerca de nuevos tratamientos para tratar la disfunción eréctil y no sólo con fármacos de síntesis sino también con productos naturales que hacen el mismo efecto que estos últimos. Inhiben una enzima (la fosfodiesterasa 5), haciendo que aumente la concentración de GMP cíclico en sangre, lo que lleva a una vasodilatación y a un buen funcionamiento del aparato reproductor del hombre. Estos productos naturales son flavonoides, que se distribuyen ampliamente en muchos alimentos como: espinacas, alcachofas, cebolla o vino tinto, y también en frutas como uvas, cerezas, arándanos, ciruelas, bayas, naranjas, fresas o manzana entre otros. Los estudios realizados sugieren que una mayor ingesta habitual de alimentos ricos en flavonoides específicos se asocia con una menor incidencia de disfunción eréctil.

Como hemos expuesto a lo largo del artículo, la disfunción eréctil es una realidad con alta prevalencia que cada vez es más frecuente debido a que existen diversos factores que contribuyen a su desarrollo.

Ante esta patología, existen medicamentos de dispensación en farmacia comunitaria que precisan prescripción médica y que cuentan en su composición con principios activos como sildenafilo, tadalafilo y vardenafilo, (inhibidores de la fosfodiesterasa 5), que se utilizan para el tratamiento de la disfunción eréctil aunque, para que sea efectivo, es preciso una estimulación sexual. Es fundamental consultar con un profesional sanitario para que nos indique cuál es el tratamiento más adecuado en función de nuestras necesidades.

Referencias

  1. Núñez, R.C.; et al. Disfunción eréctil en población masculina mayor de 35 años en la ciudad de Siguatepeque. Rev. Fac. Cienc. Med. Enero-Junio 2011: 9-20. [Acceso: 14 de junio de 2021]. Disponible en: http://www.bvs.hn/RFCM/pdf/2011/pdf/RFCMVol8-1-2011-3.pdf

  2. Wespes, E. et al. Guía clínica sobre la disfunción sexual masculina: disfunción eréctil y eyaculación precoz. 2009. [Acceso: 14 de junio de 2021]. Disponible en: https://uroweb.org/wp-content/uploads/12-GUIA-CLINICA-DISFUN-SEXUAL-MASCULINA.pdf

  3. Celada Rodríguez, A. et al. Factores influyentes en la aparición de Disfunción Eréctil. JONNPR, 2016. 1(3):107-114. [Acceso: 14 de junio de 2021]. Disponible en: https://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=5600072

  4. Sánchez Merino, J.M. el al. Prevalencia y factores de riesgo de disfunción eréctil en la Comarca del Bierzo. Arch. esp. Urol. 2001. 54(3): 229-239. [Acceso: 14 de junio de 2021]. Disponible en: https://pesquisa.bvsalud.org/portal/resource/pt/ibc-2324

  5. Chantada Abal, V.; Julve Villata, E.  Pruebas complementarias en el diagnóstico de la disfunción eréctil: ¿cuáles y cuándo?. Arch. Esp. Urol. 2010;63(8):687-692. [Acceso: 14 de junio de 2021]. Disponible en: https://scielo.isciii.es/pdf/urol/v63n8/15.pdf

  6. Henao Hemer, W. J. et al. Realidades actuales sobre el síndrome depresivo por disfunción eréctil refractaria y e impacto emocional post instauración de prótesis peneana. Rev. Neuronum. 2020. 6(4):180-198. [Acceso: 14 de junio de 2021]. Disponible en: http://eduneuro.com/revista/index.php/revistaneuronum/article/view/291

  7. Nadal Llover, M. Cols Jiménez, M. Disfunción sexual causada por medicamentos. Terapéutica en APS. 2017. 24 (5):265-278. [Acceso: 14 de junio de 2021]. Disponible en:  https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S1134207216304170

  8. Cassidy, A.; Franz, M.; Rimm, E.B. Ingesta dietética de flavonoides e incidencia de disfunción eréctil. Am J Clin Nutr, 2016. 103(2): 534-541. [Acceso: 1 de julio de 2021]. Disponible en: https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/26762373/

  9. Sánchez Aguirre, I.D. Intervenciones no farmacológicas para la prevención de la disfunción eréctil. Rv Mex. Urol. 2020. 79 (1): 1-18. [Acceso: 14 de junio de 2021]. Disponible en:  http://www.scielo.org.mx/pdf/rmu/v79n1/2007-4085-rmu-79-01-e09.pdf

  10. Di Fancesco, S.; Tenaglia, R.L. Dieta mediterránea y disfunción eréctil: una perspectiva actual. Centr. European J Urol. 2017; 70(2):185-187. [Acceso: 24 de junio de 2021]. Disponible en:  https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5510347/

  11. Kozłowska, A.; Szostak-Węgierek, D. Flavonoides: fuentes de alimentos, beneficios para la salud y mecanismos involucrados. Mérillon JM., Ramawat. (eds) Bioactive Molecules in Food. [Acceso: 1 de julio de 2021]. Disponible en:  https://link.springer.com/referenceworkentry/10.1007%2F978-3-319-54528-8_54-1#citeas