CONFIGURACIÓN DE COOKIES

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para el seguimiento, análisis y funcionamiento de la web a través del análisis de sus hábitos de navegación. Puede configurar sus preferencias para rechazar o aceptar nuestras cookies. Para obtener más información, consulte nuestra Política de Cookies.

Cookies técnicas - esenciales -

Son necesarias para el correcto funcionamiento de la web. Sin ellas puede haber problemas en la correcta visualización de la página web.

Cookies de sesión - esenciales -

Son necesarias para el correcto funcionamiento de la web. Guardan información del tipo de usuario en la comunidad de NORMON, guardando el nick de usuario para evitar introducirlo página a página, también se guarda información encriptada e información sobre los favoritos del usuario.

Cookies analíticas

Son utilizadas para realizar el seguimiento sobre el motor de búsqueda desde el que se ha visitado la web y qué términos de búsqueda se utilizaron para encontrarlo, calculan el tiempo pasado en la web en cada sesión y el número de veces que el usuario ha visitado la página.

2021-09-08

Ibuprofeno y paracetamol: Diferencias y cuándo tomarlos según la dolencia

Es habitual que cuando sentimos malestar, dolor de cabeza, muscular o el comienzo de síntomas gripales, utilicemos medicamentos para aliviarlos, siendo el ibuprofeno y el paracetamol los más habituales. Ambos se utilizan como analgésicos en una variedad de circunstancias de dolor agudo, intermitente y crónico, pero a menudo se utiliza uno u otro sin tener el suficiente conocimiento sobre cuál es el más adecuado según la afección. Resulta de interés conocer las diferencias entre ibuprofeno y paracetamol, las indicaciones generales de cada uno de ellos y la posible utilización de los dos juntos.

Ambos son medicamentos analgésicos, con un perfil más antiinflamatorio el ibuprofeno y un perfil más antipirético el paracetamol, pero la adecuación de uno u otro va a depender de la sintomatología y del origen que provoque esas afecciones.

image-cab-blog-article

Diferencias entre paracetamol e ibuprofeno

Tanto el ibuprofeno como el paracetamol se consideran medicamentos seguros a las dosis recomendadas. Hay que tener en cuenta que ambos son medicamentos y como tal, pueden dar lugar a reacciones adversas si las condiciones de uso no son las adecuadas.

Ambos son medicamentos analgésicos, con un perfil más antiinflamatorio el ibuprofeno y un perfil más antipirético el paracetamol, pero la adecuación de uno u otro va a depender de la sintomatología y del origen que provoque esas afecciones.

Un estudio realizado concluyó que ninguno de los medicamentos sería eficaz para todos los dolores, sino que ambos son necesarios. En este sentido sería conveniente conocer las situaciones en las que puede ser más adecuado uno u otro.

Cuándo debo utilizar ibuprofeno

El ibuprofeno se puede utilizar en niños, adolescentes y adultos en función de la dosis.

Por su actividad antipirética, antiinflamatoria y analgésica, el ibuprofeno tiene indicaciones aprobadas en ficha técnica muy variadas, desde el tratamiento de procesos reumáticos agudos o crónicos, lesiones de tejidos blandos, tratamiento de procesos dolorosos de intensidad leve y moderada como dolor dental, post operatorio, dolores musculares (como contracturas) o de espalda (lumbalgias), cefalea y dismenorrea primaria, así como el tratamiento sintomático de la fiebre.

Se debe utilizar de manera correcta, empleando la dosis eficaz más baja durante el menor tiempo posible para controlar los síntomas. En adultos y adolescentes a partir de 12 años (o mayores de 40 Kg de peso) se pueden usar tomas de 400 mg cada 6-8 horas, no llegando a tomar más de 1200 mg al cabo de 24 horas. Esta posología puede sufrir variaciones en determinadas circunstancias, por ejemplo, en mayores de 65 años cabe la posibilidad de que se necesite una reducción de la dosis habitual, debido a la utilización de otros tratamientos o por la presencia de otros problemas de salud.

De manera general el ibuprofeno usado en dosis menores a 1200 mg/día y en tratamientos cortos es una opción efectiva y segura que puede ser indicada por un farmacéutico, debiendo reconducir las dosis elevadas y prolongadas en el tiempo que no estén realizadas bajo prescripción médica.

Se ha sugerido que el empleo de las formulaciones de sales de ibuprofeno, presentan una rápida absorción o características para acelerar la absorción, proporcionando una mejor analgesia que el ibuprofeno estándar, en dolor agudo.

La Agencia Española de medicamentos Productos Sanitarios (AEMPS), ante los rumores que relacionaban el consumo de ibuprofeno y la COVID-19, informó que “no existe ningún dato actualmente que permita afirmar un agravamiento de la infección por COVID-19 con el ibuprofeno u otros antiinflamatorios no esteroideos”. 

Cuándo debo utilizar paracetamol

El paracetamol también se puede utilizar en niños, adolescentes y adultos en función de la dosis. Su uso está indicado para el tratamiento sintomático del dolor de intensidad moderada. 

Se puede emplear en adultos y adolescentes (mayores de 16 años o con un peso superior a 50 kg, en el caso de las presentaciones de 1 g. que no precisen prescripción médica). Se puede utilizar el medicamento cada 6-8 horas, según necesidad, no excediendo la cantidad de 3 g cada 24 horas.

Como precaución, se debe evitar la administración de dosis altas de paracetamol durante periodos prolongados de tiempo ya que se incrementa el riesgo de daño hepático, debido a que entre sus efectos adversos destaca la hepatotoxicidad. 

Se debe tener precaución en personas que presenten otros problemas de salud o que utilicen otros medicamentos ya que esto puede disminuir la biodisponibilidad del medicamento y puede que la dosis utilizada no esté siendo eficaz.

En caso de uso de paracetamol, si el dolor se mantiene durante más de 5 días, la fiebre durante más de 3 días o bien el dolor o la fiebre empeoran o aparecen otros síntomas, se deberá evaluar la situación clínica.

Referencias

  1. Baos, V.; Faus Dáder, M.J. Protocolos de indicación farmacéutica y criterios de derivación al médico en síntomas menores. [Acceso: 2 de julio de 2021]. Disponible en: https://digibug.ugr.es/bitstream/handle/10481/33050/ProtocolosIndicacionFarmaceutica.pdf?sequence=1&isAllowed=y

  2. Moya Riera, J.; Rodríguez Quintosa, J.; Vidal Marcos, A. Corral Rosado, M. Temas candentes en el tratamiento multidisciplinar del dolor. ¿Estamos tratando bien el dolor leve-moderado?: Optimizando el uso del ibuprofeno. 2015. 229-232. [Acceso: 2 de julio de 2021]. Disponible en: https://www.researchgate.net/profile/Eddy-Salvador/publication/290805099_Hot_Topics_in_multidisciplinary_pain/links/569baf3108aeeea985a57594/Hot-Topics-in-multidisciplinary-pain.pdf#page=230

  3. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Ministerio de Sanidad, Gobierno de España. Ficha técnica de Normodol 400 mg. [Acceso: 2 de julio de 2021]. Disponible en:  https://cima.aemps.es/cima/dochtml/ft/74559/FT_74559.html

  4. Moore, A.R.; Derry, S. Straube, S.; Ireson-Paine, J.; Wiffen, P.J. ¿Más rápido, más alto, más fuerte? Evidencia de formulación y eficacia del ibuprofeno en el dolor agudo. Pain, 2014. 155(1):14-21. Acceso: 2 de julio de 2021]. Disponible en:  https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/23969325/

  5. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Ministerio de Sanidad, Gobierno de España. Notas informativas. [Acceso: 2 de julio de 2021]. Disponible en: https://www.aemps.gob.es/informa/notasinformativas/medicamentosusohumano-3/2020-medicamentosusohumano-3/la-aemps-informa-que-ningun-dato-indica-que-el-ibuprofeno-agrave-las-infecciones-por-covid-19/

  6. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios. Ministerio de Sanidad, Gobierno de España. Ficha técnica de Difenatil 1 g. [Acceso: 2 de julio de 2021]. Disponible en: https://cima.aemps.es/cima/dochtml/ft/85104/FT_85104.html