Normon
Cómo cuidar las fosas nasales

Cómo cuidar las fosas nasales

2020-02-12

Las fosas nasales, que constituyen la vía de entrada del aire que respiramos a través de la nariz, pueden verse afectadas por distintas patologías, como el resfriado, la gripe o la rinitis alérgica. Para aliviar los síntomas que provocan estas afecciones en la mucosa nasal, es importante cuidar y mantener una buena higiene de las fosas nasales. En este artículo explicamos cómo hacerlo.

Funciones de la nariz

En el ser humano, la respiración tiene lugar principalmente por la nariz, lo que proporciona una serie de ventajas respecto a la respiración a través de la boca, como la humidificación, el calentamiento y el filtrado del aire antes de llegar a los pulmones. Asimismo, la respiración nasal, al ser más lenta y profunda, permite una mayor permanencia del aire en los pulmones, proporcionando un mayor tiempo para que tenga lugar el intercambio de gases en los alveolos. Además de participar en la respiración, la nariz tiene otras funciones, como la olfativa o la fonatoria.

Cuidado de las fosas nasales

Una parte importante de la nariz está constituida por las fosas nasales, que son los conductos que permiten la entrada y salida del aire a través de la nariz. Gracias a la membrana mucosa y a los cilios que las tapizan, las fosas nasales también filtran, calientan y humidifican el aire a su paso. De este modo, en estos conductos existe una primera barrera de defensa frente a microorganismos, alérgenos (p.ej., el polen o el polvo) y otras sustancias potencialmente nocivas presentes en el aire y que pueden provocar la inflamación de la mucosa nasal, lo que se conoce como rinitis. Por este motivo, es importante cuidar la higiene de las fosas nasales.

Cuando nos sonamos la nariz, ayudamos a nuestro organismo a eliminar la mucosidad (junto con las partículas atrapadas) de las fosas nasales. Sin embargo, sonarse la nariz insistentemente podría ser un factor de aparición de problemas, como, por ejemplo, la infección de los senos paranasales (sinusitis). Además, esta práctica no consigue eliminar la mucosidad de forma correcta. En cambio, los lavados nasales con soluciones salinas son una buena opción para una higiene adecuada de las fosas nasales. Por una parte, ayudan a eliminar los alérgenos, microorganismos y otras sustancias que se encuentran en las fosas nasales y, por otra, alivian la congestión nasal, diluyen y facilitan la eliminación de la mucosidad y favorecen la hidratación de la mucosa nasal. De esta forma, los lavados nasales pueden ayudar a aliviar los síntomas de la rinitis y a prevenir afecciones como la sinusitis. 


Actualmente, las soluciones salinas disponibles para hacer lavados nasales son el suero fisiológico y el agua de mar. La principal diferencia entre ambas radica en su producción: el suero fisiológico es una solución de cloruro sódico en agua a una concentración del 0.9% que se elabora mezclando ambos componentes, mientras que, para obtener agua de mar, se parte de agua marina y, posteriormente, se filtra y se reduce su contenido en cloruro sódico para que sea compatible con la mucosa nasal. Un elevado número de profesionales sanitarios considera que es preferible el empleo del agua de mar frente al suero fisiológico por su exclusiva composición en minerales del agua marina (p.ej., calcio, potasio, magnesio…), que favorecen la funcionalidad de la mucosa nasal. Las aguas de mar isotónicas tienen una concentración de cloruro sódico del 0.9% (igual que el suero fisiológico), idónea para una higiene diaria de las fosas nasales. 
Para realizar correctamente los lavados nasales y que estos no provoquen molestias como el dolor de oídos, se debe seguir una técnica correcta. Se pueden realizar estando de pie o sentado, inclinando la cabeza hacia el lado a limpiar. Seguidamente, se aplica el producto por la fosa nasal que queda en posición superior para que salga por la fosa nasal inferior, y se suena la nariz suavemente para retirar el exceso de agua y mucosidad. También es recomendable que la solución esté a una temperatura cercana a la corporal para mejorar la tolerancia del lavado. En caso de que se deba aplicar algún medicamento por vía nasal, es preferible efectuar antes un lavado, ya que puede aumentar la absorción y eficacia de este.

En resumen, una higiene adecuada de las fosas nasales puede ayudarnos a prevenir determinadas afecciones y aliviar síntomas molestos, como la congestión nasal que acompaña a los resfriados. Los lavados nasales con suero fisiológico o agua de mar son opciones excelentes para realizar una limpieza de las fosas nasales de forma diaria y libre de efectos adversos.


Fuentes
1.     Anatomía y fisiología de la nariz y la garganta - Stanford Children’s Health [Internet]. [acceso: 14 de enero de 2020]. Disponible en: https://www.stanfordchildrens.org/es/topic/default?id=anatomaylafisiologadelanarizylagarganta-90-P05134
2.     4 patologías relacionadas con la inflamación de las fosas nasales – SEORL [Internet]. [acceso: 14 de enero de 2020]. Disponible en: https://seorl.net/inflamacion-fosas-nasales/
3.     Martínez A, Ibáñez A, Pinilla MT. Fisiología de la nariz y de los senos paranasales. Mecanismos de la olfacción. En: Libro virtual de la formación en ORL [Internet]. SEORL PCF; Disponible en: http://seorl.net/PDF/Nariz%20y%20senos%20paranasales/042%20-%20FISIOLOGÍA%20DE%20LA%20NARIZ%20Y%20DE%20LOS%20SENOS%20PARANASALES.%20MECANISMOS%20DE%20LA%20OLFACCIÓN.pdf
4.     Lavados nasales con solución salina: MedlinePlus enciclopedia médica [Internet]. [acceso: 14 de enero de 2020]. Disponible en: https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000801.htm
5.     Lavados nasales: su eficacia depende de una buena técnica [Internet]. Correo Farmaceutico. 2016 [acceso: 14 de enero de 2020]. Disponible en: https://www.correofarmaceutico.com/investigacion/lavados-nasales-su-eficacia-depende-de-una-buena-tecnica.html
6.     Martínez-Suárez V, Martínez-Hernández D, Zamorano-León JJ, Larrea-Cruz B, Pellegrini FJ, Jiménez A, et al. Estudio Delphi “lavados nasales con aguas de mar”: opinión, actitud y comportamiento médico sobre el uso de soluciones nasales de agua de mar. Pediatría Integral. 2017;21(8):559.e1-e8. 
7.     Gwaltney JM, Hendley JO, Phillips CD, Bass CR, Mygind N, Winther B. Nose blowing propels nasal fluid into the paranasal sinuses. Clin Infect Dis. 2000;30:387-91.