Home » Blog » Blog » Intolerancia a la lactosa: 5 claves para comprenderla

Intolerancia a la lactosa: 5 claves para comprenderla

QUÉ ES LA LACTOSA?
 
La lactosa es un azúcar que está presente en todas las leches de los mamíferos, y por ello también es conocida como el “Azúcar de la Leche”.
 
Se produce de forma natural en la glándula mamaria y también puede encontrarse en muchos alimentos y preparados (quesos, postres lácteos, rebozados, sopas instantáneas, mantequillas, helados, pan, carnes procesadas como salchichas, patés, medicamentos…) Es un disacárido formado por dos monosacáridos.

La lactosa debe romperse en glucosa y galactosa para poder ser absorbida en el intestino delgado, ya que éste no absorbe disacáridos. Este proceso, que recibe el nombre de hidrólisis de la lactosa, se realiza gracias a una enzima llamada lactasa, producida en el intestino delgado.

Tras el periodo de lactancia nuestro cuerpo, reduce de forma progresiva la producción de lactasa
 
intolerancia-lactosa-5-claves

 
¿QUÉ CAUSA LA INTOLERANCIA A LA LACTOSA?
 
Cuando nuestro organismo no produce suficiente lactasa o bien ésta no realiza de forma adecuada la hidrólisis de la lactosa, no conseguimos digerir correctamente la lactosa de los alimentos que la contienen quedando esta sin absorberse en el intestino delgado. Como consecuencia pasará al intestino grueso, donde será descompuesta por las bacterias de la flora intestinal generando sustancias de desecho (H2, anhídrido carbónico, metano. acido láctico, ácido acético…) que dan lugar a los diferentes síntomas intestinales. 

¿CUÁLES SON SUS SÍNTOMAS?
 
Los más frecuentes suelen ser: vómitos, flatulencias, dolor abdominal, náuseas, diarreas, gases, enrojecimiento peri anal, hinchazón abdominal, retortijones, defecación explosiva…

Cuando aparecen estos síntomas el paciente muestra intolerancia a la lactosa.

¿SON TODAS LAS INTOLERANCIAS A LA LACTOSA IGUALES?
 
No, existen diferentes tipos de intolerancia:
  • Intolerancia primaria o congénita
Afecta al 70% de la población.  Se caracteriza por una baja actividad fisiológica de la lactasa, por lo que la ingestión de alimentos con lactosa  genera los síntomas antes mencionados.
 
Como no todos los alimentos tienen la misma cantidad de lactosa en su composición, se puede dar el caso de tolerar algunos alimentos con bajas concentraciones de lactosa y otros con concentraciones más elevadas de ésta no.
  • Intolerancia secundaria:
Causada por una agresión de la mucosa intestinal que puede estar producida por antibióticos, quimioterapia, enfermedad celíaca, cirugías del intestino delgado, enfermedad de Crohn, síndrome de mala absorcion,…
 
En estos casos, pueden aparecer síntomas como abatimiento, cansancio, nerviosismo, alteraciones de la concentración y del sueño.
 
Esta intolerancia suele ser temporal y reversible, mejorando los síntomas cuando se trata la causa principal.

¿EXISTE ALGUNA DIFERENCIA ENTRE UNA ALERGIA A LAS PROTEÍNAS DE LA LECHE Y LA INTOLERANCIA A LA LACTOSA?
 
Podemos llegar a confundir la intolerancia a la lactosa con la alergia a las proteínas de la leche porque la sintomatología digestiva es similar.
 
La principal diferencia entre ambas, es que la alergia, además de la sintomatología digestiva, también presenta los efectos de una respuesta inmune (rash cutáneo, urticaria, eritema en labios y párpados, picor, rinoconjuntivitis…)
 
Mientras que en el caso de la alergia a las proteínas de la leche la sintomatología no se presenta si evitamos la exposición al alérgeno, en el de la intolerancia la lactosa si no se toma ésta no aparece la clínica.

Teniendo en cuenta que la lactosa puede aportar una serie de beneficios, tal y como puedes ser el de mejorar la absorción de calcio, el cual es esencial en el metabolismo óseo y del crecimiento, su eliminación de la dieta no es a priori recomendable, salvo que haya motivos que lo justifiquen.
 
Existen comercializados en el mercado comprimidos que son suplementos de lactasa que pueden recomendarse en casos en los que se vaya a ingerir alimentos con alto contenido en lactosa (leche, queso, productos lácteos….)
 
Estos complementos alimenticios mejoran la mala digestión que sufren las personas con déficit de la enzima lactasa.
 
intolerancia-lactosa-5-claves-lactasa

Autora: Myriam Páramo. 
Farmacéutica Licenciada. 
Farmacia Páramo.

intolerancia-lactosa-farmacia-paramo

Normovital CIST ahora es NORMOCARE CST.

Pinche aquí

Nuestra Compañía

Conócenos viendo nuestro vídeo corporativo.

Dossier Institucional


Manual Normon

Esta obra es referencia en la práctica diaria de los médicos de España y de otros países latinoamericanos.

NORMON
Ronda de Valdecarrizo, 6. 28760
Tres Cantos Madrid ( España )
Tel: +34 91 806 52 40